3 dic. 2017

La valija roja



https://unsplash.com/photos/62XYVsBnbsw

Me voy en, exactamente, una semana. Siempre preparo la valija o la mochila a último momento. Pero, está vez es un viaje largo así que ya hace  tiempo que estoy pensando en que voy a llevar. Empecé con una pila sobre la única banqueta que tengo en la pieza. Primero unas calzas negras y un buzo; los dos, préstamos. Después un par de remeras y un buzo rayado y así siguió hasta que la pila estuvo a punto de caerse. En ese momento decidí que era hora de elegir valija.

En mi casa hay tres valijas. La negra que es de mi hermano y ya me había dicho que no me la prestaba. La bordó grande, la más linda. Y las tres rojas de distintos tamaños que llevé con mis padres en nuestro primer viaje a Europa en el 2013. Están viejas y el color rojo no me gusta, así que elijo la valija bordo. 

Pero mis papás no me la quieren prestar. 

“Llévate la roja. La bordó es nueva. Después siempre las terminan rompiendo”.

Pero es vieja y se nota y no me gusta el color rojo.

No le doy mucha importancia a las apariencias. De hecho, siempre me visto de cualquier manera sin importar que piensen de mí. Pero esta vez quería viajar con una valija linda, por una vez quería causar una buena primera impresión. 

Pero mis papás me vuelven a decir que no. Como mi mamá dice siempre todo en la vida no se puede.
Abro la valija roja. 

Todo en la vida no se puede.

Quizás sea mi destino ser crota.

Quizás uno no puede dejar de ser lo que es. 

Esa misma tarde encuentro un artículo de Carolina Aguirre en el que habla de un término japonés: wabisabi, y dice “…la valoración de la belleza está en lo roto, lo incompleto y lo efímero”. Después habla del kintsugi, que es el arte de rescatar piezas rotas de porcelana y arreglarlas con oro, y dice: “…en Japón la porcelana no se tira, sino que se arregla con oro, porque es más valioso un objeto que ha sufrido que uno que no”. 

Leo el artículo y pienso en los libros viejos que tanto me gustan. Y pienso en Sarah Dessen y en The Truth about Forever y en Wes diciendo: “I like flaws. I think they make things interesting.” 

La valija roja está vieja y se nota pero es porque nos acompañó a muchos lados. Me acompañó en mi primer viaje largo. Se subió al avión y fue conmigo mientras cruzábamos fronteras y derribábamos distancias.  

La valija roja está vieja y se nota pero son esas marcas las que la hacen un objeto más valioso, más interesante. Lo mismo que con los libros viejos. Los libros están hechos para ser leídos, las valijas, para ser viajadas. 

Y la valija roja tiene kilómetros y kilómetros de viajes, dentro no solo va a llevar mi ropa, pero también un montón de historias de todos los lugares que ha recorrido. 

La valija ya está abierta en el suelo de mi habitación. Empiezo a verla de otra manera, ya no la veo tan vieja. Ahora me parece más bonita. Como siempre me terminan gustando más las cosas viejas y con historias.

Empiezo a desarmar la pila que está sobre la banqueta. Meto todo lo que ya sé que me voy a llevar. Y todavía queda lugar. Todavía tiene espacio para unos cuantos viajes más.

No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook

2 comentarios:

  1. Hola Cati!
    Awwwwwwwwwww me encantó esto y vos sabes que mientras leía lo de las cosas rotas también pensé en Sarah Dessen? Pero no en ese que dijiste vos porque todavía no lo leo sino en el que leí este año suyo, Keeping the moon. La tía de Colie que tenía la casa llena de cosas con fallas y notitas avisando cómo manejarlas. Y sus discursos sobre su forma de ser que le hacen ver a Colie las cosas desde otra perspectiva. Oh adoré ese libro, ahora extraño a Sarah.
    Me alegro que empezaras a ver la valija roja con cariño y que vuelva llena de recuerdos, anécdotas y detallitos que la sigan haciendo especial. Eso va para las dos ;)

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. Hola!! ¿Cómo estás?
    Me encantó la entrada. Es emocionante y tan cierta. Los objetos con historia saon los que más valor tienen, y ojalá siempre podamos darnos cuenta a tiempo.
    Ojalá que tu valija roja y vos sigan haciendo historia por el mundo ♥
    Te sigo y me quedo por tu blog.
    Besos

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury