31 jul. 2015

Me voy unos días pero les dejo algo de música!


Hola! ¿Cómo están? Yo ando perdida, lo sé. Se supone que las vacaciones son para ponerse al día con el blog pero la verdad es que he estado bastante desaparecida por aquí. En fin, mañana me voy al campo y no vuelvo hasta el martes. De todas maneras dejo una entrada programada, que les comento es la primera entrada que programo en los dos años que van del blog.
Les comento también que acabo de escribir otra historia corta y estoy escribiendo otra más que pienso terminar en el campo. Tengo que aprovechar a escribir antes de que empiece la cursada. Cuando vuelva quizás les traiga alguna de mis historias. Lo he pensado bastante y uno escribe para que alguien lo lea. 
Pero como se que me van a extrañar antes de irme les dejo una canción bastante movida, que me gusta mucho, para que escuchen durante el finde y se acuerden de mi.


Nos vemos a la vuelta, espero que tengan un lindo fin de semana,
Cati-

27 jul. 2015

17 cosas que no sabes de mi



1-Nací un 17 de Enero (ya saben cuándo enviarme un regalito)

2-Tengo rulos, la clase de pelo que es muy bonito hasta que hay humedad y quieres raparte.

3-Aunque a la mayoría del mundo no le guste, a mí me encanta el helado de menta. Y también todas las variaciones del chocolate pero ¿A quién no?

4- Suelo de cambiar de gustos muy seguido, especialmente con la música

5- Siempre que estoy en mi pieza escuchó la radio, una radio vieja que era de mi abuelo, así que imagínense que casi una reliquia. 

6- He visto Orgullo y Prejuicio tantas veces que he perdido la cuenta, pero he leído la novela solo una vez.

7- Odio todo lo que tenga que ver con Zombis, salvo específicas excepciones.
  
8- Me gusta el realismo, pero admito que hay ocasiones en que los finales felices color rosa me pueden.

9- No tengo la menor idea del porqué del nombre del blog

10- Cuando escribo una historia soy pésima para ponerle un título. Ahora bien, si conseguí el título perfecto significa que voy a terminar la historia.

11- Aunque sea una persona bastante fría en el fondo soy una romántica total.




12- No sé qué va a ocurrir con mi vida, pero se dónde quiero vivir, es una casa que existe y tiene dueño pero yo sueño que algún día la quiera vender… y yo tenga plata, por supuesto.

13-Soy pésima para los deportes. He intentado con futbol, hándbol y básquet, pero siempre termino dejando todo. 
 
14- Soy la clase de persona que no habla cuando hay demasiada gente, prefiero los grupos pequeños.

15- No suelo hablar cuando miro una película, pero si es muy mala suelo reírme hasta del mínimo detalle y empiezo a hacer comentarios muy poco inteligentes. 

16- Soy horrible con los acentos, siempre ha sido mi karma. 

17- Soy pésima para escribir sobre mí y cuando decidí hacer esta entrada estaba en blanco.

23 jul. 2015

CINE: Still Alice



Alice Howland está orgullosa de la vida que tanto esfuerzo le ha costado construir. A los cincuenta, es profesora de psicología cognitiva en Harvard y una experta lingüista de fama mundial, con un marido exitoso y tres hijos adultos. Cuando empieza a sentirse desorientada, un trágico diagnóstico cambia su vida, al tiempo que su relación con su familia y con el mundo, para siempre.

Still Alice nos relata la historia de una profesora de lingüística que descubre que tiene Alzheimer con solo 50 años. Alice que es madre y esposa, que siempre fue distinguida por su conocimiento, que tiene un interés especial por las palabras, de pronto comienza a perder todo lo que la convertía en ella misma.   Primero son las palabras, luego empieza a perderse cuando sale a correr pero también a perderse dentro de ella misma.

Esta película es la crónica de como el Alzheimer funciona, de cómo te consume haciéndote olvidar incluso quien eres, a la vez que consume a todos los que están a tu alrededor. Alice nos muestra lo desgarrador y atemorizador que puede ser no reconocer a tu propia hija, no reconocerte a ti misma.

Las actuaciones me parecieron perfectas, sobre todo Julianne Moore. Kristen Stewart es una actriz que (disculpen la expresión) detesto, siento que no transmite nada. Pero en esta película me sorprendió.

No leí el libro así que no puedo decir si la historia es fiel. Pero tengo que decir que me hubiera gustado leer el libro antes, sentí que la película no da demasiada información. Me hubiera gustado que algunas cosas se explicaran más, por ejemplo el final, que me dejo en cierto sentido helada. 

Still Alice es una película dura, no intentaron suavizarla o hacerla esperanzadora sino que es terriblemente realista y sincera. Es por eso que hay que ser consiente a la hora de decidir mirarla.



16 jul. 2015

El Lector, Bernhard Schlink



Michael Berg tiene quince años. Un día, regresando a casa del colegio, empieza a encontrarse mal y una mujer acude en su ayuda. La mujer se llama Hanna y tiene treinta y seis años. Unas semanas después, el muchacho, agradecido, le lleva a su casa un ramo de flores. Éste será el principio de una relación erótica en la que, antes de amarse, ella siempre le pide a Michael que le lea en voz alta fragmentos de Schiller, Goethe, Tolstói, Dickens... El ritual se repite durante varios meses, hasta que un día Hanna desaparece sin dejar rastro. Siete años después, Michael, estudiante de Derecho, acude al juicio contra cinco mujeres acusadas de criminales de guerra nazis y de ser las responsables de la muerte de varias personas en el campo de concentración del que eran guardianas. Una de las acusadas es Hanna. Y Michael se debate entre los gratos recuerdos y la sed de justicia, trata de comprender qué llevó a Hanna a cometer esas atrocidades, trata de descubrir quién es en realidad la mujer a la que amó…

Podría decir sin miedo a equivocarme que El Lector se convirtió en uno de mis libros favoritos. En uno de esos que sientes la necesidad de recomendar a todo el que se cruce en tu camino, uno de esos que te sorprendió de una manera casi mágica. 

El Lector está narrada desde la perspectiva de un Michael Berg ya adulto que nos comienza a contar de cuando tenía 15 años y conoció a Hanna. Hanna es una mujer de treinta seis años de la cual Michael se va a enamorar completamente y cuyo recuerdo no va a dejar de perseguirlo. 

La novela está dividida en tres partes y los capítulos son cortos, además solo tiene unas 200 páginas, por lo cual la leemos muy rápidamente. La escritura es muy cuidada y reflexiva, Michael nos va plantear todo lo que se ha preguntado a lo largo de los años. 

El autor nos presenta el amor de un adolescente que va a continuar persiguiéndolo por muchos años, pero Michael también representa a la generación que sigue al final de la segunda guerra mundial. El escritor incluye distintos temas como la culpa y los recuerdos, las atrocidades que sucedieron durante la guerra y la vergüenza. 

La historia es mucho más de lo que puede decir la sinopsis, pero hay que leerla sin saber demasiado, sorprendernos a medida que avanzamos. Lo más valioso es la perspectiva que nos presenta el autor y todo lo que nos hace plantear. El personaje de Hanna te genera sentimientos encontrados y su personalidad está muy bien construida. La vamos conociendo de a poco y solo a través de Michael. 

En fin, un libro profundo, con una escritura cuidada y que logra que las paginas pasen volando, una historia que sorprende, conmueve y nos hace pensar.